• Browse Blogs
  • My Blog
  • My Updates

+Tags Get help with tags?

  • View as cloud  | list

+ Similar Blogs

photo

Comunicados d...

198 Entries |  Comunicación 2.0
Updated 
RatingsRatings 120     No CommentsComments 0
photo

La Fototeca d...

86 Entries |  Comunicación 2.0
Updated 
RatingsRatings 83     No CommentsComments 0
photo

Cruz Roja Ála...

134 Entries |  Comunicación Álava
Updated 
RatingsRatings 42     No CommentsComments 0
photo

Noticias Cruz...

228 Entries |  Elena Pérez López
Updated 
RatingsRatings 3     No CommentsComments 0
photo

Cruz Roja Tor...

24 Entries |  Eliecer García Rey
Updated 
RatingsRatings 12     CommentsComments 4

+ Blog Authors  

31 - 45 of 200

PROBEMOS CON LA PUBLICIDAD

Antonio Abeijon |   | Tags:  drogodependencias | Comments (0)  |  Visits (416)
 
 

Hay un refrán genuinamente español que hoy los Master Chef  ponen en valor,  que dice así: “con la vista también se come”.

Efectivamente la buena presentación de un  alimento, nos predispone favorablemente hacia la comida. Y haciendo una pirueta sintáctica podemos transformar dicho refrán en un derivado: “con la vista también se traga” o en este  remate final: “ con la vista también se injiere”. Entendiendo que puede ser cualquiera la forma de invasión del organismo.

Seguro que esto es lo que opina el periodista y trotamundos David Beriain  cuyo rostro –según la información periodística- no disimula su asombro ante la escena que observan sus ojos, al ser testigo directo de la elaboración de la pasta base, de la cocaína.

Leamos:

“En un frondoso valle peruano una lona cubierta de agua rompe la monotonía de tonos verdosos. Los pies de un campesino surcan el plástico afanados por aplastar el mayor número de hojas”.

“Después de recorrerlo varias veces, el hombre se para en seco. Se baja los pantalones y comienza a orinar en un punto escogido al azar. El ritual continúa, al  esparcir sal, lejía y tras dejarlo reposar,  aderezándolo  con gasolina y cal.  Teniendo en cuenta que en otras fases de la fabricación, se añade a la pasta, ácido sulfúrico, éter, cemento, sosa cáustica  y amoniaco”.

“Y así es como se cocina la coca.”

Y sigue diciendo: “No sabemos lo que hay detrás. La cocaína que llega a España solo tiene un 30 ó 40 por ciento de pureza”.

“Yo supongo que si alguien consume coca y le llega esta información, le hará pensar lo que se está metiendo en el cuerpo”

Y digo yo, -que no soy David Beriaín- que posiblemente algún consumidor adicto a la cocaína habrá desechado quizás, algún producto comestible o farmacéutico por estar vencida su fecha de caducidad; o por el simple hecho de observar que el envase presentaba un aspecto  sospechoso.

También aquí es la vista la que trabaja aunque no sea en la contemplación del producto “cocinado”.

Pero… ¿que pasa con las “pastis” o las papelinas de sustancias que proceden del último escalón mercantil del narcotráfico? ¿Qué garantías – tras ignorar lo que dice David Beriaín- se ofrecen al consumidor? ¿Se está seguro de la asepsia en la elaboración y de que la sustancia es la pretendida?

La adulteración durante el manipulado sin control del producto, bien por descuido, o por actuación criminal, mediante la adicción de extrañas moléculas irregulares, puede acarrear graves daños al usuario.

Sabe Dios, si alguna muerte atribuida a una sobredosis, no habrá sido ocasionada  por un añadido letal. 

No cabe duda que el drogodependiente ve alterada su propia sensibilidad, así como su capacidad de discernimiento y meditación, para ahondar en las raíces y en los métodos de obtención de la sustancia final, que es lo que le pide el cuerpo.

El peregrinaje hacia los suburbios y los barrios sórdidos de las ciudades, no lejos de los vertederos de basuras,  en busca de las sustancias prohibidas, debía de alertar a los consumidores sobre la mal supuesta bondad, del género buscado.

Imaginemos por un momento que las papelinas de Coca con que preparar unas rayitas, vinieran acompañadas de un folleto de instrucciones. Y que en el tal folleto se indicara con detalle la elaboración de ese polvo blanco aparentemente inofensivo, en el cual  han intervenido, la orina del guardés, sal, lejía, el ácido sulfúrico, o clorhídrico, el amoniaco, el cemento,  la sosa cáustica…

Muchos en sus cabales –y me incluyo- renunciarían  a su uso, lo mismo que en otro aspecto se interrumpe la toma de  un medicamento por su posible interacción con otro, o ante la sospecha de producir alguna alergia.

Quizás en la prevención se falle por no cultivar el efecto propagandístico en toda su extensión y en toda su crudeza.

¿Quien no recuerda el efecto machacón y reconozcamos que eficaz, de determinados anuncios, objeto muchas veces de publicidad engañosa? Por ello,  pienso yo que la exhibición sistemática de los efectos negativos del problema.

El  ver orinar al guarda sobre la plantación o la  divulgación de  los efectos perniciosos de los ácidos o álcalis empleados para su puesta en el mercado, quizás podrían servir para evitar nuevos adeptos. Damos por supuesto que el usuario ya enganchado al carro de la drogodependencia, ya no está en condiciones de valorar las formas del proceso de obtención de la sustancia. La necesita y basta.

No RatingsRatings 0

¡ ADIOS, PRESIDENTE !

Antonio Abeijon |   | Comments (0)  |  Visits (330)
 

Hoy este post  dedica su espacio a una persona conocida. Va,  a dedicarlo a Juan Manuel Suarez del Toro Rivero. Y lo va a hacer porque invariablemente todos los que pasan por aquí, tienen que ver algo o mucho, con  el tema de la droga o con la prevención de ésta

Y se da el caso de que nuestro personaje si lo tiene, porque  capitaneó durante muchos años esta lucha incruenta,  desde dos frentes separados.

Uno de ellos, el   que yo denomino la Infantería, que es el tronco de la Cruz Roja pura, por actuar en el cuerpo a cuerpo con los afectados por el síndrome. 

Y el otro,  el puesto –digamos-    de la Plana Mayor, -utilizando términos castrenses-   presidiendo la estimulación y el desarrollo de aquellas ideas tendentes a reducir el grave impacto  desde la Fundación CREFAT  para Atención a las Toxicomanías

Nuestro Presidente no se marcha. No deja la Cruz Roja Española. Simplemente se aparta a un lado, para que otra persona desde la Presidencia,  continúe la labor que –sin duda- él, desarrolló con tanto acierto.

Yo recuerdo cuando Juan Manuel tomó las riendas de Cruz Roja, allá  por el año 1994. Año  en que nuestra Institución no pasaba por un buen momento.

 Voluntario de Cruz Roja Juventud desde 1971, venía de  ejercer desde el año1984, la Presidencia Autonómica de Cruz Roja Española en las Islas Canarias y ello, era el aval  de un halagüeño futuro.

Efectivamente,  fue acertado su nombramiento y para muestra quedan sus logros en numerosos ámbitos de los muchos que abarca Cruz Roja a la que acreditó a su llegada y a la que llevó a la cima durante su presidencia.

Circunstancia ésta que yo mismo pude constatar desde los distintos puestos ocupados por mí en los treinta años de voluntariado en Cruz Roja.  

 

Actualmente  yo, como Patrono de de la Fundación CREFAT para Atención a las Toxicomanías,  de la que Juan Manuel  hasta ahora, hasta su cese voluntario,  fue además  su Presidente y a la que,  imprimió su carácter   creativo y solidario, hago constar en mi nombre,  y en el de muchos más, mi   -nuestro-  afecto y  consideración.

Es más; recuerdo con nostalgia  y enorme agrado el hecho de haber presidido en calidad de voluntario de más edad, en la Asamblea Nacional de  2007  en El Escorial,  la mesa electoral en la que Juan Manuel fue reelegido por enésima vez, Presidente  de Cruz Roja Española.

No podemos  olvidar tampoco, que por sus méritos, ejerció a partir del año 2001 y durante dos candidaturas hasta el 2009, el destacado cargo de Presidente de la Federación Internacional de Sociedades de Cruz Roja y de la Media Luna Roja,  en la que, durante su ejercicio, tuvo que realizar actuaciones importantes;  pues fue Vicepresidente de dicha Federación,  miembro de su Junta de Gobierno  y Presidente de la Comisión de Desarrollo.

Y en  este post de hoy, que como decía al principio está destinado a prevenir la droga y sus consecuencias,  no podía faltar el nombre de  Juan Manuel  Suárez del Toro Rivero,  quien durante largos años fue el mentor de los “Premios Reina Sofía”;  premios que sin duda alguna,  habrán servido –no sabemos de que forma,  ni como,  ni donde, ni cuando- para la evitación o la minoración del daño.  

Y ello, para conseguir –seguro-  que algún adolescente haya rectificado su camino.

Que algún adulto haya evitado el entrar, en lo que muy bien podemos llamar el círculo vicioso.

O que algún drogodependiente haya conseguido salir del pozo en que se hallaba sumido.

Fuese la droga que fuese; ya que la salud, no entiende sobre la discriminación administrativa de los términos legal e ilegal.

 

 

 

 

 

 

 

No RatingsRatings 0

LAS OTRAS DROGAS

Antonio Abeijon |   | Comments (0)  |  Visits (327)
 Hoy vamos a tratar el tema de las otras drogas. Como en la fiesta de los Toros, vamos a cambiar de tercio. Vamos en fin a dejar las drogas malas conocidas como el alcohol, el tabaco, las opiáceas… y vamos  a referirnos a aquellas que no hay que sembrar ni comprar, ni nadie  trafica con ellas porque las produce, nuestro propio organismo.

Y lo curioso del caso, es que son sustancias químicas que surgen sin la intervención de ningún laboratorio al uso. Las produce la  corteza cerebral, y tienen el nombre de hormonas.

 

Las más significativas son:

 

La Oxitocina, que se produce cuando el amor lleva aparejada la pasión y la sexualidad.

La Dopamina, que es el componente que genera el amor y la ternura.

La Fenilananina, que da lugar al entusiasmo y amor por la vida.

La Endorfina, nos transmite energía y nos equilibra las emociones y el sentimiento de plenitud.

La Epinefrina, que es un estimulante para el desafío de la realización de metas.

 

Cierto es que  -no hay que asustarse- estas “drogas” entre comillas, endógenas,  afectan al individuo y lo hacen en su beneficio. Quizás por eso llevan el sobrenombre de “Drogas de la Felicidad”

 

A ellas, aunque no seamos capaces de advertirlo, se deben muchas de las sensaciones agradables,  que  conducen al éxtasis o la laxitud.

Así, se llega a alcanzar un gran e insospechado estado de bienestar cuando la pituitaria,  percibe  olores que embriagan o extasían.

También el contacto físico, ese impulso irrefrenable que induce  a acariciar a un niño o  a un ser querido; o el simple hecho de estrechar la mano a un amigo, o a saludar con un par de besos a una mujer

O la sexualidad y el juego erótico capaz de transportar a los protagonistas a un mundo mágico y placentero, en el que solo ellos, existen.

Y la música, capaz de despertar en el oyente,  imaginarios y gratos recuerdos, o transportarlo incluso, al edén. O también inducir a la realización de  movimientos de danza y baile según las capacidades de cada uno.

Y la lectura, que propende a sumergir al lector, en  sus páginas hasta involucrarlo en la trama y  llevarlo en pos de la historia o la aventura.

Y las artes plásticas y en particular la pintura cuyas formas y colores son capaces de introducir de manera inconsciente al observador en los distintos escenarios.

 

De tal forma la amistad, el amor, la sexualidad, la admiración por las personas y las cosas, la autoestima, el placer de vivir… todo lo regulan las hormonas, en los organismos predispuestos y organizados.

 

Y lo curioso es, que no hay que hacer ni una pirueta, ni obedecer  una orden, ni contravenir una norma. Basta con ser fiel a uno mismo y sentirse satisfecho.

 

Y haciendo una finta en esta divagación, diremos que así se explica  la actitud del adolescente; el cual por tener las hormonas en plena revolución, no llega a discernir los límites entre el bien,  y el mal, ni a distinguir  la prudencia, o  la paciencia y otras circunstancias que lo ponen ante un dilema  y que lo hacen sentirse infeliz y según su criterio,  incomprendido.

 

Dejemos de lado las drogas exógenas, las que hay en los llamados Estancos, o en los Bares, o en las Farmacias;  o en los  bajos fondos de nuestros pueblos y ciudades, porque esas, no traen la felicidad; si no todo lo contrario.

Sus consecuencias, divulgadas por el eco interminable del rumor urbano, ya las conocemos. Sabemos de principio a fin cual es la gestión y el desarrollo de este drama, que se dilata en el tiempo en un proceso inacabable, tratándose de drogas legales y que evoluciona más rápido en el caso de las prohibidas, ya que  sus signos trascienden.  Pero muchas veces, más tarde o temprano, con un final nefasto.

 

Suele decirse  y estoy de acuerdo, que la Felicidad no existe. Que la vida está trufada de ratos buenos y malos; de momentos felices y momentos adversos y hasta a veces, angustiosos. Lo que sí, hay que hacer, es caminar  firme y enhiesto; con la vista levantada, siempre predispuesto a generar Oxitocina entre otras, como medio barrera; o quizás, como coraza para  andar por esta vida tan bella y a veces, tan esquiva.

 

Y para terminar diremos que el camino está claro. Venimos al Mundo, servidos de drogas buenas. Drogas que nos conducen por la senda de la felicidad. No lo pongamos difícil inclinándonos por las drogas malas.

 

No RatingsRatings 0

EL MITO Y LA REALIDAD SE TOCAN

Antonio Abeijon |   | Comments (0)  |  Visits (348)
 Soñé, quizás influenciado por el ambiente callejero al que las mascaritas imprimen su carácter, que  era martes de carnaval  y  que yo, joven  de buen ver, me sumaba de lleno a esa especie de vorágine que tradicionalmente aquí en La Coruña,  durante la tarde-noche de este día, una de  las calles,  la de La Torre concretamente   -porque conduce a la Torre de Hércules- se abarrota  de personas de ambos sexos disfrazadas,  e incluso con niños de muy corta edad también disfrazados que pasean la calle de arriba abajo conscientes de su adhesión al Carnaval.

 

Era en mi sueño, la conocida fiesta de los “Choqueiros” en la que caben todos los disfraces. Desde el más cuidado, hasta el más zarrapastroso. Desde el más simple hasta el más complicado. Desde el más discreto, hasta el más escandaloso.

Sin olvidar a los grupos que formados por las distintas peñas, portaban carrozas lanzando al aire sus letrillas, casi siempre reivindicativas.

 

Y la secuencia del sueño, aunque con las consiguientes intromisiones oníricas, fntasmagóricamente  absurdas que suelen intercalarse, se desarrollaba así:

“Yo, como en la conocida ópera de Leoncavallo  titulada Pagliacci, me llamaba Tonio. Y atormentado por la duda, contemplaba antes de vestirme, el disfraz de Payaso que se extendía sobre mi cama.

Lo había pensado mucho, pero al final me decidí a ponerlo y lo cierto es que me ví favorecido. Era un payaso en toda regla;  y para estar más a tono probé a sacarle unos acordes al saxofón, complemento del disfraz. Intento vano por ser un instrumento de juguete.

 

Me encaminé hacia la Plaza de la Leña, donde en su punto más bajo arranca la calle a la que me dirigía, acompañado de otras máscaras con los atuendos más dispares. Rajoy, el pequeño Nicolás, María Pita la heroína de La Coruña y los dirigentes locales, eran los disfraces repetidos.

Y ya, metido en el jolgorio del desfile, casi llevado en volandas por la baraunda, me deje llevar, saludando y contestando a los saludos de los que venían en sentido contrario. No cabe duda –pensaba yo en mi sueño- que lo de ver y contemplar el panorama sin ser visto, también  tiene su gracia.

 

Creo recordar que entre los disfraces los había merecedores de un gran premio y no me olvidaré nunca pese a que los sueños sueños son, que entre los disfraces diez, estaba el de la admirada Colombina, personaje  principal de la celebrada obra  Pagliacco.

 

Tengo que confesar que mi encuentro con Edda que así se llama en la ópera, no pudo ser más grato y afortunado. Sentí en ese momento, como si encontrase algo que me faltaba. Como el complemento de mi mismo.

 

Allí apareció grácil y esbelta como una sílfide. Sus piernas perfectas y torneadas, asomando bajo una falda de tul. Un breve corpiño y un minúsculo antifaz que dejaba entrever los rasgos de una chica joven y amena

 

Me dirigí sin pensarlo un segundo hacia ella y en un gesto de espontaneidad  le espeté casi al oído:

          -Mi amada Colombina ¿puedo ser hoy si acaso tu encendido amor?

Y ella, pienso yo que venciendo su azoramiento bajo el antifaz, respondió al instante:

           -Bueno, si el amor dura lo que el carnaval, probemos.

Y acto seguido con un ademán  de aprobación se cogió del brazo de Tonio, es decir de mi brazo y caminamos calle arriba y abajo en medio de la alegre algarabía… Y así, hasta perder la noción del tiempo. Y nos reímos  de nuestras propias ocurrencias. Y  sin recelo alguno y con toda naturalidad nos cogimos por los hombros o por la cintura al estilo de aquellos que se sienten unidos por el efecto “feeling”, cuando en  medio del tumulto nos convino.

 

Y de mutuo acuerdo decidimos despojarnos de la máscara para conocernos;  y mejor que perder el tiempo en el intento de conseguir una mesa en los Bares y Cafeterías del entorno saturado de “choqueiros” y curiosos, acordamos irnos a casa de sus padres y allí hablar de las inquietudes del momento, ya que ambos  resultamos voluntarios de Cruz Roja. Ella en una Asamblea Local de la provincia donde trabaja y yo en la ciudad de La Coruña donde resido. Porque no hay que olvidar que en mi sueño  yo había retornado a la juventud; tal vez, por el rechazo que suele sentirse hacia la vejez

 

Y como no; en nuestra conversación, salió el derroche de sustancias que imaginamos habría en este día, dada la impunidad que proporciona el disfraz.

Y al respecto,  decía Edda:

 

          -Yo no comprendo como la gente no reacciona dada la difusión que hoy se hace de los riesgos a los que aboca  la adicción. Y de las taras que produce ésta, cuando tan fácil es esquivar la tentación

           A mi se me cae el alma cuando me enfrento con los drogodependientes, jóvenes, mayores, hombres, mujeres… que han destrozado su vida tontamente.

 

Y yo, asentía sobre  todo lo que escuchaba, pensando en la incierta solución del tema para intervenir:

 

          -Edda, tienes toda la razón; los drogodependientes están enfermos porque puede  que la propia sociedad esté asimismo, enferma.

Quizás atravesamos un momento de incertidumbre que nos impide reaccionar. Como si fuésemos  víctimas de una parálisis colectiva, un “docce far niente” que se diría en Pagliaccio.

 

Se hizo la noche y quedamos para el día siguiente.

Que fue justamente cuando desperté y se deshizo el mito de Tonio y Edda; de Pagliaaccio y Colombina.

 

 

 

 

 

No RatingsRatings 0

VOLVIENDO SOBRE EL e-cig

Antonio Abeijon |   | Comments (0)  |  Visits (451)
 Hace… no mucho; unos meses quizás, en uno de mis post, apéndices del Blog <mundocruzroja.org/blogs/crefat> decía algo que a tenor de la información en mi poder, ponía en duda la bondad del cigarrillo electrónico. El  si y el no; o sea, que a favor y en contra, por entonces,  no opinaban quienes podían hacerlo, y mucho menos yo, que como no fumador e inexperto en salud colectiva, no podía pronunciarme de forma terminante.

 

El tema quedó, como suele decirse, sobre la mesa y tanto los fan como los detractores siguieron cada uno por su lado. Y creo recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) al aparecer el mencionado cigarrillo no determinó  aunque con serias dudas y  de forma inequívoca, la inconveniencia de su uso.

Tenía enfrente la OMS, a una legión de fumadores, así como a las empresas tabaqueras quienes sostenían la inocuidad del e-cig.

 

En España con motivo de la aprobación por el Senado de la Ley General para la Defensa de los Consumidores que introdujo la limitación del consumo y de la publicidad de los cigarrillos electrónicos y sobre todo de aquellos que no se conocieran sus efectos sobre la salud, se prohibió su consumo en espacios cerrados, tales como centros educativos, zonas infantiles, centros sanitarios, edificios públicos y medios de transporte. Así como la publicidad en las franjas horarias adecuadas para los menores de 18 años. Tanto es, que en los carteles de prohibición de fumar, se incluía también la de “vapear” mediante el uso del nuevo cigarrillo.

 

Y así quedó la cosa; indeterminada y dependiente de la más o menos acertada voluntad prohibitiva de los países interesados en prevenir antes que lamentar.

No concluso el tema, ya que sería tanto  como cerrar una herida en falso y ante la división de opiniones de la comunidad científica, la OMS vuelve sobre el tema y está en la actitud de promover la prohibición preventiva de  dispositivos como el e-cig, que queman nicotina.

 

El Departamento de ciencias socio-médicas de la Universidad de Nueva York, reabrió la polémica, de la cual se ha hecho eco la prensa, mediante la publicación en la revista Science en la que se hace un análisis equilibrado del conflicto dispar entre dos posturas científicas.

 

Y en la prensa encontramos dos opiniones contrapuestas sobre el asunto, como son las de José María Ramón, médico de la Unidad de Tratamiento del Tabaquismo del Hospital Universitario de Bellvitge de Barcelona  y la de Rodrigo Córdoba García, profesor de la Facultad de Medicina de Zaragoza.

 

Entresacamos lo realmente importante o significativo de las opiniones de cada uno y por tanto, el primero, el Dr. Ramón, a favor, nos dice:

“que el  cigarrillo electrónico puede ser una alternativa al tabaco aceptable”

“La mayor parte de estudios efectuados hasta la actualidad son concluyentes: la cantidad de productos tóxicos y perjudiciales presentes en los cigarrillos electrónicos representan una fracción mínima con respecto a los cigarrillos tradicionales. Si el vapeador está menos expuesto a productos que afectan a su salud el riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con el tabaco, también será menor. En mi opinión el objetivo a perseguir en el tabaquismo siempre será que los fumadores dejen de fumar –e incluso vapear-  Ahora bien en determinadas situaciones la reducción del riesgo de enfermedades mediante el uso de cigarrillos electrónicos puede ser una alternativa aceptable y más si tenemos en cuenta que los efectos relacionados con su uso son mínimos a medio y corto plazo.

 

El segundo, el Profesor Córdoba García apunta en contra:

“No se puede negar que para usuarios individuales puede ser una ayuda eficaz siempre que después de un tiempo prudencial (al segundo o tercer mes) se abandone también el consumo de nicotina procedente del e-cig. La clave es romper la adicción  de la nicotina, no cambiar la forma de consumo. Es cierto que el e-cig es mucho menos tóxico que el cigarrillo pero eso no le eleva a la categoría de producto bondadoso.

La inhalación es la clave del poder adictivo de una sustancia. La forma más adictiva de nicotina es la inhalada. Los chicles y los parches son más limpios y menos adictivos. Por otra parte, los vapores del  e-cig contienen vapor de agua pero también partículas de nicotina, glicerol, propilenglicol, cromo, níquel… que a corto plazo son tóxicos para el sistema respiratorio de niños y enfermos y a la larga son carcinógenos”.

 

Y estos son los razonamientos de los que están a favor y en contra del e-cig  Y  contra este desacuerdo parece ser que va a intervenir la OMS desde su puesto guardián de la salud.

Y si hay alguien que pregunta que opinamos nosotros. O mejor aún ¿que opino yo del tema?  Pues lo de siempre  –recuérdese que no soy fumador-

Que me acuerdo de aquel refrán que dice “Quien huye de la tentación, lo hace del peligro”

Que el e-cig me recuerda unos cigarrillos mentolados, por cierto  muy bien imitados con su boquilla que supongo para no fumadores, que se vendían en las farmacias, en mi niñez.

 

 

 

 

No RatingsRatings 0

¡ MALDITO PARNÉ !

Antonio Abeijon |   | Comments (0)  |  Visits (372)
 Los sucesos  originados en París por el terrorismo, fueron como una sacudida experimentada por las personas de buena voluntad.

Sucesos que vinieron a truncar un sueño que se creía perenne  y que resultaron más mal que bien, una engañosa  tregua.

Cierto, que después de estar en medio del conflicto, aunque éste sea incruento como es el de la droga al actuar sobre parte de  la población pausadamente, no es menos cierto que a los que  vivimos la  Cruz Roja, estos, los  conflictos, nos afectan muy de cerca.

En nuestra mente están todos los acaecidos en el continente   Africano mártir donde  los hay, quizás por sus inmensas riquezas;  o en el  Oriente Medio; o en los Balcanes… o en países incluso de Hispano América, donde la mal entendida civilización que  por gracia de la presencia histórica española debería alcanzar altas  cotas, anda a la greña

En nuestra memoria está, el repaso o recuento que Cruz Roja hace con periodicidad, de los “conflictos olvidados”    

Salta la chispa y allá va Cruz Roja con sus efectivos, su bagaje de emergencia y su peculio. Se presta el auxilio de choque, se reorganiza el caos, -todo sin límite de tiempo-  y regresa a sus cuarteles, porque hay que estar en guardia para el próximo conflicto.

 

Y estos, los conflictos,  los hay de muchas clases; políticos, étnicos o racistas; económicos, o por codicia; de religión; por simple afán de conquista o dominación;  por desigualdad social; o por deseo incluso de segregación.

 

Y por supuesto, unos provocados por el hombre como las guerras. Y otros generados por las fuerzas de la naturaleza suficientemente conocidos: terremotos, tsunamis, inundaciones corrimientos de tierras, vendavales, tornados, etc., etc.

 

Pero casi todos ellos  -exceptuados los naturales, claro está- movidos por los intereses y el dinero muchas veces  procedente de la droga; según la afirmación de analistas y politólogos. 

Sin olvidar que unas veces es el dinero proveniente  del narcotráfico el empleado de forma irresponsable para la adquisición  de material de guerra y otros es la propia sustancia, la droga, empleada para  dotación de los improvisados combatientes, a veces niños de corta edad.

 

Y tras esta introducción  y para apoyar nuestro aserto, echamos mano de una publicación de “La Caixa” llegada a nuestras manos, que viene a arrojar algo de luz sobre el tema de esta colaboración.

 

“EL NEGOCIO DE LAS DROGAS”

 

“Cada año el negocio de las drogas mueve enormes sumas de dinero en todo el mundo. Una cantidad de difícil cuantificación ya que no está sometida a un control oficial”.

 

“El último intento de cuantificar la industria de las drogas lo realizó la Organización de las Naciones Unidas en el año 2005. Según la ONU el comercio al mayor de drogas, llega  –llegaba por entonces-  a los 64.000 millones de euros al año, más del doble de los 28.000 millones del comercio de cereales, principal fuente de alimentación mundial”.

 

“Pero esto, es solo una pequeña parte del negocio. Cuando las drogas llegan a los mercados de distribución legal, su consumo, llega a tener un movimiento de 220.000 millones de euros; una cantidad que supone 55 veces lo que invierte toda Europa en la investigación sobre el cáncer”.

 

“Y es que las drogas aumentan muchísimo de precio durante el proceso de distribución. Desde el productor al consumidor final hay muchos intermediarios y cada vez que la sustancia pasa de mano en mano, se encarece su precio. Cuando un consumidor compran una droga ilegal, paga hasta 25 veces el precio que cobró el productor”.

 

“¿De donde sale todo este dinero? La respuesta es muy sencilla : del bolsillo de la gente que consume drogas. Si distribuyéremos el precio de las drogas que se compran en el mundo entre todos los habitantes del planeta obtendríamos que a cada uno le correspondería un gasto de 50 euros al año. ¿Y quien se beneficia de los ingresos. ¿En primer lugar y muy destacados , los grandes narcotraficantes y los que blanquean el dinero, seguidos de los intermediarios y distribuidores. Y a mucha distancia de ellos, los productores.

Y todo esto, sin contar el dinero que mueven las drogas legales como el alcohol o el tabaco. Solo en España cada año nos gastamos en estos productos másde 18.500 millones de euros; una cantidad similar a la que más tarde habría de gastar Españas entre el 2008 y el 2012 para cumplir el protocolo de Kioto contra el cambio climático”.


Y esta es la triste realidad. Pues no solamente sirve el tráfico de drogas para agredir directamente a las personas, hasta reducirlas a la estampa de un pelele, si no también para financiar situaciones de inestabilidad, guerras civiles y actos de terrorismo por el mundo adelante.

 

No RatingsRatings 0

¡REFLEXIONES DE UN OCTOGENARIO!

Antonio Abeijon |   | Comments (0)  |  Visits (311)
 Una noticia publicada por “la Voz de Galicia” en la semana de Año Nuevo y Reyes, dejó atónitos a aquellos que tienen o tenemos, cierta sensibilidad.

El titular de la noticia  decía: “La mujer violada en La Coruña pudo ser drogada con burundanga”

 

Ya, la del día anterior, era preocupante cuando explicaba que una mujer joven aparecía en la madrugada, completamente desnuda y aterida de frío, en una zona que podemos decir céntrica en la ciudad de La Coruña, tratando de forzar desesperada  uno de los coches aparcados para extraer una prenda con que  cubrirse.

Continúa la noticia explicando que avisada la Policía, ésta se hizo cargo de la afectada, para hacer las oportunas investigaciones ante la sospecha de que la joven pudo haber sido víctima de la droga.  

 

El resultado aún sin determinar y dado que el caso está en fase de investigación da a entender que alguien de su entorno inició la noche con ella hasta culminar en lo ya relatado, sola, desnuda y sin que su memoria pueda aportar algún dato que sirva para dar con el autor o autores  de tamaña fechoría.

 

Y ahora, vayamos a la droga, a la burundanga, conocida también  por “la droga de la voluntad” y “la droga del sexo”, utilizada  –al parecer-  en este caso, como instrumento necesario para inhibir la resistencia primero de la víctima propiciatoria y luego culminar el plan propuesto, el cual imaginamos.

 

Digamos que esta droga es un alcaloide llamado escopolamina y que puede ser absorbido por la boca, por inhalación o por absorción cutánea. Es un polvo blanco inodoro e insípido, difícil de detectar.

Afecta al sistema nervioso central, bloqueando la memoria, por lo que la persona, queda como anestesiada o hipnotizada; de forma que el cerebro, no realiza funciones de censura, ni es capaz de generar juicios de valor.

 

Y esta droga, la escopolamina, también llamada burudanga,  o hioscina, actúa como depresor directo de las terminaciones nerviosas y del cerebro -sea la causante o no, del suceso que hemos relatado- lo que viene a llamar la atención y a poner el acento en el riesgo que acecha a nuestra juventud. Riesgo  ante  el cual  es relativamente fácil ponerse en guardia.

 

Veamos.  Ya que como quiera que la juventud está por la vida de ocio nocturna, pues resulta que regresa para casa tras cantar el gallo y sale a divertirse a la hora en que  sus abuelos regresábamos a nuestras  casas  por imposición paterna. No debe de salirse nunca solo o sola y sí, en grupos de amigos cuanto más nutridos mejor. Tras haber constituido la panda, entre gente conocida, como antiguos compañeros de colegio o amigos de familia.

 

En los espacios cerrados, en los que cabe cierta disgregación del grupo, deben de cuidarse las nuevas amistades y si es posible, sonsacarles datos que sirvan de identificación del nuevo amigo. Y si acaso aproximarles a la mesa que sirve de parada, para que se sienta intimidado; o, por si alguno del grupo puede aportar algún dato de interés.

No enamorarse a primera vista y pensar que con la cabeza fría y a la luz del día, el naciente nuevo amor, resulta más translúcido.

 

La bebida. Esta es importante. Evitar graduaciones alcohólicas de elevado rango. Y por supuesto rechazar mezclas de bebidas, desconocidas o exóticas.

Y no perder de vista la copa o el vaso; fijándose si el contenido se enturbia

O si sube o varía el nivel del contenido –por ejemplo- en nuestras incursiones al baño o a saludar a un amigo.

Mejor en las ausencias de la mesa, dejar la copa vacía y rechazarla si al regreso aparece llena.

 

No olvidar –por ejemplo- que la escopolamina, es inodora e insípida y que anula la voluntad. Por lo cual puede ser ingerida inadvertidamente.

 

Mejor, no fumar, ya que el tabaco y el alcohol son perjudiciales para la salud. Pero si se hace, que sea de marca conocida y cigarrillo elaborado en fábrica.

Rechazar el tabaco liado a mano; dado que el “porro” es el primer paso de la drogodependencia ilegal.

 

Y finalizan esta serie de advertencias con el regreso a casa.
Volver a hacerlo en Grupo hasta lo posible, ya que alguno ha de ser el último, salvo que varios vivan en el mismo sitio. Pero, tratando de evitar la agregación a última hora de desconocidos.

 

Por supuesto pensando que estas reflexiones motivadas por el suceso de La Coruña, van más bien dirigidas a las chicas integradas  en las pandas, tanto jóvenes como adolescentes, por creer que al margen del concepto de igualdad, son las que atraen  a los violadores y que por su constitución física son las más débiles como  por su inmadurez las adolescentes, son las más desprotegidas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No RatingsRatings 0

¡UN DESINFECTANTE LLAMADO ALCOHOL!

Antonio Abeijon |   | Comments (0)  |  Visits (351)
 De las Navidades se pueden extraer diversas experiencias. Y estas pueden ser por ejemplo; el que  vive la Fiesta a tope si dar tiempo al descanso y que  después se duerme frente a un interlocutor; el que impulsado por la gula, osa descontrolar el aparato digestivo para una temporada; el que pensando en que “un día es un día” hace uso de la droga ilegal, sea la que sea si funciona; el que abusa del alcohol para sentirse como aupado a una nube… así como  otras sensaciones entre las cuales de las citadas, esta última, puede bastarnos para tratar el asunto.

Yo, a quien no gusta el alcohol y que en la mesa navideña, oí cantar las excelencias de un Whiski de enaltecida marca y de reputado precio, quise averiguar el por qué de  tamaña idolatría. Para ello, armado de valor,  y  con aires de catador de vinos, traté de ingerir un chupito de la sustancia que pregonada por los adictos y entendidos, elevaban a éste, a la categoría, nada menos, que de un “néctar de los Dioses”.

Cogí la copa, la miré al trasluz y la verdad es que su aspecto irradiaba confianza. Rivalizaba, cierto que sin ventaja alguna por su parte, con el agua potable  que nos transporta al éxtasis cuando la sed nos acosa con apremio.

En el trayecto de la copa hacia los labios, ya bajo las fosas nasales, se produjo en mi nariz,  un acto de agresión que tildé de pasajero. Continué hacia la boca, e ingerí un sorbito, con todas las cautelas, dado que los vapores generados en mi garganta por este brebaje considerado en la antigüedad como un regalo de los Dioses que revivía a los muertos -y digo yo, matador de los vivos-  que  en una especie de contramarcha me impedían respirar.

Y mi curiosidad se acentuó, tras estar a punto de sufrir un ahogo repentino

 

Renuncié a seguir bebiendo y me prometí el documentarme antes para dilucidar si el rechazo se debía a mi falta de capacidad de asimilación, o si el culto de mis oponentes se debía a un exceso de atracción y simpatía hacia este supuesto benéfico vasodilatador de alto contenido alcohólico. Nada menos que una cifra que oscila entre el 40 y el 62 por ciento en volumen. Lo cual aconsejaría su uso para curar las heridas.

 

Recurrí a Wikipedia, a la que solo le falta intercalar una “s” para formar el anuncio Wiskipedia y allí pude enterarme por ejemplo que esta codiciada bebida que –perdonarme- a mi me parece maquiavélica,  se obtiene por la destilación de la malta fermentada que tiene tantos admiradores –algunos  snobs y por supuesto, culpable ésta de muchas adicciones- de cereales tales como la cebada, el trigo, el centeno y el maíz y su posterior envejecimiento en barricas de madera de roble blanco.

 

Parece ser, que un primer escrito del año 1405 situado en Irlanda, dice que fue destilada por monjes; razón de más para que este controvertido licor espirituoso donde los hay para unos y dañino  para otros, diese salud y conformidad a todos.

No obstante, la herencia de los monjes y del Padre Cor que parecen ser los pioneros del Whisky, dejaron para la posteridad unas sentencias que lo dignifican por exceso.

 Leamos:

“Agua de la vida” “Regalo de los Dioses” “Antídoto contra la pena” “Calentador de  cuerpos y almas”…

 

Pero sin embargo, hay quien dice que los Celtas, los ancestros nuestros, o sea, de los gallegos, anticipándose a los “Master Chief” de la época actual, ya conocían la  receta y las mañas para la destilación del brebaje.

 

Son muchos; quizás demasiados, los países donde se fabrica.

Escocia, Irlanda, Canadá, EE.UU., España, Francia, Alemania, India, Japón y hasta los dichosos Chinos, eternos y sabios copiadores; capaces si se lo proponen, de hacer la copia de  la Gran Muralla, sin un solo fallo.

Así, disponen del Whisky HN GOALONG LIQUOR COMPANY LIMITED, aún que no se explique si aparte del “lable”, es expendido también en garrafón.

 

De cualquier modo dada mi reciente y  descorazonadora experiencia navideña,  yo aconsejo  a mis amigos y muy especialmente a los aún no  iniciados, que así como los experimentos se recomienda  hacerlos  con gaseosa, la prueba o la cata,  como queramos llamarle, la hagan con todas las reservas; es decir, con prudencia, manejando la atractiva botella, la copita y realizando la deglución, con el mismo cuidado que si se tratara de un artefacto  de gran potencia y explosión retardada.

 

No preconizamos abstemios ¡No! Pedimos solamente sentidiño. Casi siempre la primera vez, de todo, suele resultar un fiasco. Pero a pesar de ello repetimos, hasta hallar el  lado bueno y placentero.

 

Y esta es, nuestra recomendación de Navidad y Año Nuevo. Aunque no obviamos que el botellón, con sus vinos de marca o peleones,  proclives en estas Fiestas, pueden también resultar inconvenientes.

 

 

 

 

No RatingsRatings 0

¡ESTAMOS AQUÏ!

Antonio Abeijon |   | Comments (0)  |  Visits (281)
 Tras mi abstención en las habituales páginas del Blog de CREFAT por causa de fuerza mayor, me siento ante el ordenador en estos días de Navidad y esto es lo que se me ocurre:

 

NAVIDAD SIN DROGA… ES NAVIDAD

 

Se entiende  que viene la Navidad porque se encienden las luces

y  compramos afanosos los regalos.

¿Será  cierto  que  ha  llegado, o  será el  anhelado  espejismo,   fruto de una arraigada costumbre?

 

Coincide el calendario… y  el inhóspito e inclemente clima,

que nos encamina al hogar.

Nos alientan los saludos cariñosos de familiares y amigos,

que sin tasa, esos días se prodigan.

 

Algún creyente de ley nos saluda:  ¡Felices Pascuas, amigos!

Y nosotros complacientes lo aceptamos.

Creemos en la amistad y el embrujo de sus amables palabras.

olvidándonos  de que existe el  hambre, y el frío.

 

Porque no todo son risas, abrazos y alegrías desbordadas. También hay penas muy profundas.

En nuestra urbanización o barrio, o quizás, en nuestra  escalera,

convivan, familias desestructuradas.

 

Alegría sana. Optimismo. Felices sueños… todo ello, a raudales;

salido  del fondo mismo del corazón.

Sin artificios, ni  ataduras, ni trampas que nos subyuguen.

¡Solo, comportamientos normales!

 

Aunque el alcohol y el tabaco sean, el complemento en la fiesta, también lo son,  la prudencia  y la  total abstención.

¡Rechacemos pues,  cualquier tipo de sustancia conocida, o no;

que  estamos seguros, que  es funesta.

 

 

Y ahora para desentumecer,

 

ATAME ESA DROGA POR EL RABO

O LAS ELUCUBRACIONES REBUSCADAS

 

·       El consumo de la cocaína, siempre trae cola.

·       El que oyó decir: “no hay droga más fuerte que el amor”, murió sin comerse un rosco.

·       La verdadera heroína es quien se resiste a consumir la propia droga.

·       Por aquello del caballo, la inspección extendió su ámbito a los Hipódromos.

·       Aquel drogata, cuando le hablaban de adicción pensaba en la clase de Aricmetica.

·       No hay que confundir los alucinógenos, con los alienígenas.

·       Por error, pretendían legalizar a la Mari Juana.

·       No es lo mismo tener el mono, que “hacer el mono”

·       Y usted, ¿está en éxtasis, o le da al éxtasis?

·       Para Cruz Roja los únicos enemigos, son los traficantes.

·       Estaba equivocado el que, para prevenir el contagio, se tomó un preservativo después de la cena.

·       No confundir barbitúrico con barbilampiño.

·       ¡Ojo!  un inhalante no es un hilarante.

·       El camello, ya jorobado de por sí, lo que hace es jorobar a los demás.

·       Al  que consumía hachis, por confundirlo con un catarroso, no hacían más que decirle “Jesús”

·       A aquel drogadicto le molestaba que le llamaran usuario.

 

 

 

No RatingsRatings 0

150 ANIVERSARIO

Antonio Abeijon |   | Comments (0)  |  Visits (446)
 Tras este sugerente título, el lector acostumbrado a “ollar” –como decimos en Galicia- la página de este Blog de CREFAT, va a barruntar que el tema de la droga no será hoy el principal protagonista.

Aunque si, se tratará en ellas  de Cruz Roja y ésta dada su versatilidad y su acreditado empeño en  auxiliar a las personas, abarca múltiples facetas.

 

Así como la “lucha” contra la droga es incruenta, aunque paciente y reiterada, quizás con más frustraciones que alegrías, de lo que  vamos a tratar hoy aquí, es de las consecuencias de otra lucha anterior -lucha contra las lacras de la guerra- en la  que Cruz Roja Gallega, tuvo una participación activa, sobre todo en la ciudad  Herculina, según lo relata Alfonso García López, presidente Provincial de La Coruña y contumaz escritor, en su libro que prologado por nuestro Presidente Nacional Juan Manuel Suarez del Toro, se titula “CRUZ ROJA Y GALICIA unidas por la historia”

 

Fue el acto de presentación una jornada brillante, en la que tras unas palabras a modo de limiar de la Presidenta de la Cruz Roja Autonómica de Galicia, intervino la Presidenta de Castilla–La Mancha y Vicepresidenta Nacional de Cruz Roja, Manuela Cabero; quien con su lenguaje fácil y amigable, hizo una descripción panorámica del nuevo libro.

Cerró el acto el autor Alfonso García, haciendo una disección de éste y deteniéndose en aquellos pasajes que el creyó más significativos.

Si valiera el símil y mi amiga Manuela no se ofendiera, diría que su parlamento, me recordó aquellas reuniones en torno a la mesa camilla de las reboticas.

 

A todo esto hay que decir, que el libro, desarrolla uno de los capítulos en los que el pueblo de La Coruña –aunque también en menor medida los de Vigo y Ferrol- se identificó  con su Cruz Roja, al recibir a los repatriados combatientes “heridos, enfermos, inútiles y desmoralizados que regresaron a  España tras la guerra de Cuba”.

 

Es por lo que, para darle al lector la fiel imagen de lo que el libro no solamente dice, si no de lo que representa, doy traslado en esta especie de crónica obligada del acto, retazos de textos en cursiva, del autor del mismo, para que la narración no pierda la fuerza expresiva con la que fue escrito.

 

Y así en sus notas explicó como, “el puerto de La  Coruña vivió dos momentos históricos de este acontecimiento bien diferentes entre sí. El embarque de los batallones de nuestro ejército rodeados de honores y agasajos del pueblo y autoridades.

El otro momento fue el regreso a la península; un regreso en el que las autoridades civiles y militares debieron haber hecho algo más por ellos. Ante la inercia de la política, fue el pueblo llano el que se acercó a estos jóvenes desvalidos para prestarles su ayuda material y anímica. Una actitud conmovedora y ejemplar, pero poco conocida”.

 

“En esta ocasión, los   coruñeses   se unieron   no en contra   de alguien –franceses  e ingleses- si no a favor de alguien. Debería añadirse esta gesta a las de María Pita y a la lucha popular contra el ejército francés, para formar una especie de trilogía épica contra los invasores”.

 

Por ello este “post” de hoy lleva el aire  casi festivo de una crónica en la que se relata con agrado y gratitud la gesta de aquel pequeño grupo de Cruz Roja,  de aquellos pocos, -y aun podríamos decir más- de aquel germen de Cruz Roja que atrajo e integró en sus filas a todo un pueblo; pueblo éste de La Coruña, que supo vibrar al unísono para entregarse a una labor plenamente solidaria.

Crónica que en su 150 Aniversario, no debe quedar oculta entre telones y bambalinas.

 

Porque Cruz Roja hoy, con el mismo ardor  y entusiasmo de entonces se ocupa  de las personas.

Si son mayores, en los Centros de Día; Teleasistencia domiciliaria; Ayuda a Domcilio, o Comida sobre Ruedas.

Si son menores, mediante la Organización de Cruz Roja Juventud. O atención a Paralíticos Cerebrales y Discapacitados por diversas causas.

Mediante el servicio de Socorros y Emergencias.

Y otros muchos conocidos que no relacionamos para no cansar al lector.

 

Y por supuesto, la atención por parte de  Cruz Roja a los drogodependientes -a los cuales no queremos olvidar en esta comunicación- prestándoles atención médica y tratamientos idóneos; así como facilitando información para evitar adicciones y para fomentar el desapego de aquellos que por la causa que sea, han caído en el fondo insondable de la droga. Además,  de proporcionarles instrumentos para evitar los contagios -jeringuillas y preservativos- que el universo de la droga puede aproximar a los actores de esta triste película.

Y las narco-salas y los tratamientos con metadona…

 

Y no olvidemos a la Fundación CREFAT; artífice de  la institucionalización de los “Premios Reina Sofía”, los cuales ya conocidos en España e Hispanoamérica, pretenden mantener viva la llama que alumbra el interés por la lucha antidroga, estimulando la inventiva personal o grupal de los que creen que no está perdida la batalla y que éste empeño  no es ni mucho menos,  una lucha estéril.

 

 

 

 

 

 

No RatingsRatings 0

A VUELTAS CON EL ALCOHOL

Antonio Abeijon |   | Comments (0)  |  Visits (413)
  

 

¿Quien se acuerda de aquella propaganda sobre el alcohol que por la década de los años 1960 anunciaba un brandy español y que cuyo anuncio  denominado “Junior” iba destinado exclusivamente a los jóvenes?

Por entonces el poder propagandístico era muy fuerte –colaboraba a ello la recién nacida televisión- y los anuncios en este medio con su gran policromía y su poder de sugestión, ejercían un efecto  subyugante, capaz de animar a cualquiera, a tomar gaseosa La Casera y a los jóvenes en especial, a “colocarse” con una bebida alcohólica, exclusiva para ellos.

 

Por supuesto hoy sería inaudito dicho anuncio si pudiera emitirse o publicarse,  cuando convencidos de su inoportunidad,  se propugna hoy, todo lo contrario. Cuando lo que se trata, es el convencer a los jóvenes  y muy especialmente a los adolescentes y sus padres, de la inconveniencia del alcohol, de las taras que puede ocasionar en sus cerebros aún no totalmente formados y de la secuela que a lo largo de sus vidas, viene en producirse con el nombre de alcoholismo.

Por ello, digamos que mi dedicación de hoy en este empeño de colaboración que me he impuesto al suscribir este post, apéndice del Blog cuya cuenta se   muestra  así    < mundocruzroja.org/blogs/crefat> consiste en traer a estas páginas, datos,  curiosidades, experiencias y opiniones, que  casi perdidas en el fárrago informativo de internet,  me sirven hoy a mí para pergeñar la página; y  al lector interesado en el tema, sabe Dios si para ayudarle a modificar  -como se dice ahora- su hoja de ruta.

Bueno está  pues el  iniciar esta andadura y para que  desgranemos aquellos puntos que puedan resultar interesantes o que cumplan si acaso, con el fin propuesto.

 

·        La nefasta crisis parece no haber afectado los malos hábitos de los consumidores de alcohol.

·         No obstante, sepamos que se consumen en España 108 litros de alcohol de media al año, por habitante.

·        Las  Autoridades Sanitarias aconsejan no tomar más de 5 UBEs y no superar el límite de 28 UBEs los hombres y 18  UBEs las mujeres.

·        Esta discriminación, se debe a que las mujeres son más vulnerables al alcohol; y ello, debido a que su organismo metaboliza con menor eficacia las bebidas alcohólicas;  razón por la cual tienen alcoholemias más altas consumiendo la misma cantidad que un hombre de peso similar.

·        El  UBE o “Unidad de Bebida Estándar” equivale a 10 gramos de alcohol por unidad.

·        Teniendo en cuenta que una copa de vino o una cerveza contienen 10 gramos de alcohol por unidad y que una de brandy u otros destilados de alcohol contienen 20 gramos por unidad, este conocimiento facilitará el control

·        El alcohol no es bueno ni es malo. Todo depende de su graduación y de la cantidad que se ingiera. Desde luego es falso el mito de que el “alcohol es saludable”, al que se aferran los que sospechan que sus niveles de consumo son preocupantes y los que tienen intereses en el tema.

·        Según el Observatorio Europeo de las Drogas, el alcohol está relacionado con más de 200 enfermedades y afecta directamente al cerebro y al hígado.

·        También es un potente carcinógeno y su consumo desordenado, aumenta el riesgo de padecer diversos tipos de cánceres.

·        Los expertos, están reclamando leyes similares a las del tabaco, para frenar el consumo de alcohol.

·        Según el doctor César Peréiro, Jefe de la Sección del Area de Psiquiatría de la Unidad Asistencial de Drogodependientes de La Coruña, la elevada asociación entre el consumo de alcohol y los problemas de salud, debería preocuparnos más; por lo que es fundamental la puesta en marcha de acciones preventivas dirigidas a promover cambios conductuales con respecto al alcohol, basadas en el trabajo, en el medio educativo, familiar y comunitario.

No nos olvidamos de los adolescentes  y para  ellos van estas observaciones:

·        Cuando el consumo de alcohol se inicia antes de los 18 años, aumenta 5 veces la probabilidad de generar una adicción.

·        Los adolescentes, corren un riesgo mayor que los adultos a desarrollar enfermedades como la cirrosis de hígado, pancreatitis, infartos hemorrágicos, y algunas formas de cáncer.

·        Los adolescentes que abusan del alcohol, son cuatro veces más vulnerables a la depresión severa, que aquellos que no tienen problemas de alcohol.

·        El consumo de alcohol entre adolescentes ha sido asociado con muertes por suicidio y accidentes de tránsito.

Y como veis, ha tocado hoy el ocuparnos de otra de las drogas legales como el alcohol, después quelo hemos hecho del tabaco; sin que nos atrevamos a decir cual de ellas es peor.

Lo que sí sabemos es que ambas gozan de un, llamemos,  estatuto contradictorio. Por un lado los agoreros,  -yo entre otros- resaltando su aspecto negativo como es el del impacto sobre  la salud y por otro  los que a ultranza defienden su consumo.

Ambos, legales y legítimos. Nos horroriza el simple hecho de  pensar en una segunda versión de la “ley seca” americana o de que podamos cruzarnos con un ciudadano aterrorizado por portar en su bolsillo una cajetilla de tabaco.

 

Lo que se pretende aquí, es recomendar Prudencia a los usuarios, al tiempo que se pide a ambos, los del tabaco y los del alcohol, un uso racional y moderado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No RatingsRatings 0

A VUELTAS CON EL TABACO

Antonio Abeijon |   | Comments (0)  |  Visits (450)
 El tabaco dichoso, quizás porque es un producto con historia  y la Historia que jamás debe ser enmendada, permanece aún en la mente de la misma forma que el tabaco lo hace en la fisiología de muchas de las personas.

La campaña emprendida hace apenas  unos pocos años, sirvió para posicionar a la gente y para que un número de personas sin determinar, decidiese si debía de afirmarse en su adicción, o si por el contrario, debía apartar de su vida el tabaco, en beneficio de su propia salud.

Sirvió también para concienciar a los fumadores, de que inconscientemente  estaban creando en su torno, con todas las consecuencias perversas, la figura del fumador pasivo; de aquí el acierto de la prohibición de  fumar en  los locales cerrados.

 

Más, como quiera que la adicción al tabaco es muy fuerte y que el problema subsiste, volvamos sobre el tema y comencemos echando mano de esa  historia; que aunque breve y  por no dudar  de su fidelidad,  servirá de "limiar" -así  se denomina al prólogo en Galicia- a nuestro razonamiento

 

"El tabaco es una planta originaria del continente americano. Según observó Cristóbal Colón, los indígenas del Caribe fumaban el tabaco, valiéndose de una caña en forma de pipa llamada "tobago", de donde deriva el nombre de la planta.

Al parecer le atribuían  propiedades medicinales y la usaban en sus ceremonias.

En 1510 Francisco Hernández de Toledo trajo la semilla a España; cincuenta años después la introdujo en Francia el diplomático Jean Nicot, al que la planta debe el nombre genérico (nicotiana). En 1585 la llevó a Inglaterra el navegante sir Francis Drake; el explorador inglés sir Walter Raleigh inició en la corte isabelina la costumbre de fumar el tabaco en pipa. El nuevo producto se difundió rápidamente por Europa y Rusia y en el siglo XVII llegó a China, Japón y la costa occidental de Africa".

 

"España monopolizó el comercio del tabaco, para lo cual estableció en 1634  el estanco de este producto para Castilla y León, régimen que en 1707 se amplió a todos los territorios de la Corona, acompañado de la prohibición de cultivar la planta en  la península para facilitar el control aduanero. La extensión del estanco a Cuba, donde tenía lugar gran parte de la producción, provocó numerosas revueltas y en 1735, España cedió la explotación a la Compañía de la  Habana. La América colonial anglófona se convirtió en el primer productor mundial de tabaco.

El cultivo se inició en el asentamiento de Jamestown, donde ya en 1915 la planta crecía en jardines, campos y hasta en las calles; en poco tiempo se convirtió en el producto agrícola básico y en el principal medio de cambio de la colonia. En 1776, el cultivo se extendió hacia Carolina del Norte y llegó por el oeste hasta Missouri. Hacia 1864 un agricultor de Ohío obtuvo por casualidad una cepa deficiente en clorofila que recibió el nombre de burley blanco y acabó por convertirse en el ingrediente principal de las mezclas de picadura americana, sobre todo a partir de la invención en 1881 de la máquina de elaborar cigarrillos".

 

Y a partir de allí, todo fue un ir y venir en el acontecer de la vida del tabaco y de los fumadores.

El tabaco siguió siendo un "bien" intervenido por el Estado a quien aún hoy,  proporciona pingües beneficios, de donde procede el nombre de "estanco" aplicado a las expendedurías; mientras las personas  atrapadas por la adicción, seguían consumiendo imprudentes pero con placer, esa planta  que en algunos casos con su uso ayudaba al usuario a afianzar su  personalidad.

 

No obstante ya en el año 1930, los epidemiólogos observaron que el cáncer de pulmón poco frecuente antes del siglo XX, había aumentado notablemente. Conclusión obtenida tras contrastar las muertes producidas  en fumadores y no fumadores. Y ponemos el énfasis en la masculinidad, por ser su uso antiguamente, privativo del llamado sexo fuerte.

Cierto es, que la evolución y el tiempo trajeron la modernidad; y entonces la mujer, se subió al carro del tabaco hasta alcanzar niveles de igualdad, para que ésta fuese total y semejante en ambos géneros.

Y resultó, que los epidemiólogos empezaron también a detectar el cáncer de pulmón, en las mujeres fumadoras.

 

Habíamos pasado por las épocas del "laissez faire, laissez passer" que dicen los franceses; de los apabullantes anuncios -año 1954 y siguientes- del vaquero aquel que anunciando una marca de tabaco y acompañado de una sintonía típicamente americana,  sacaba parsimoniosamente de la cajetilla un cigarrillo para colocarlo en los labios; de la contra-propaganda hipócrita de los mensajes de terror en las actuales cajetillas, quizás con más intención de blindarse que de proteger a los posibles reclamantes, mientras con la precisión de una balanza se contrastaba en ámbitos interesados del negocio, el número fluctuante de fumadores, para que el equilibrio entre los desaparecidos por diversas causas -por deserción o muerte- y los que accedían al primer pitillo -contando con el acceso de las nuevas generaciones  de  adolescentes- fuese invariable.

 

Y así, entre las toses características del fumador, las volutas de humo y los pases de éste por las consulta médicas, fue pasando el tiempo hasta los días de hoy en que los defensores del no y los del sí, han conciliando posturas. Los partidarios de las restricciones en la materia, satisfechos porque han ganado en salud  y los continuistas, después del enfado inicial,  también contentos, porque siguen erre que erre con su adicción, de la que no es fácil evadirse.

 

Claro que, al día de hoy los resultados son los que son y para dar una idea de su gravedad, queremos insertar  a continuación unas breves pero lacónicas notas:

 

·         "El tabaquismo es uno de los problemas de salud más graves y se ha definido como la gran epidemia del siglo XX y lo que llevamos del XXI

·         Es además la causa de 3 millones de muertes al año y creciendo.

·         Se estima que si los hábitos de consumo no cambian, la mortalidad atribuible, superará los 8 millones de muertes anuales.

·         Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen 1.100 millones de fumadores en el mundo.

·         El tabaquismo es una drogodependencia capaz de producir enfermedades cardio-vasculares, bronquitis crónica, enfisema y diversos tipos de cáncer.

·         Por efecto de la nicotina se pueden desencadenar depresiones.

·         En la mujer, influye sobre el adelanto de la menopausia y sobre el desarrollo del feto, además de producir muertes prematuras del no nacido y bajo peso al nacer.

·         Afecta a la fertilidad en el hombre y la mujer.

·         Y en el hombre puede producir disfunción sexual".

 

Por supuesto, las contravenciones son muchas más; pero nos extenderíamos mucho, y ya habrá ocasión de volver sobre el tema.

 

El mensaje está a la vista: ¡EL TABACO ES MALO! Nuestro organismo ha sido creado para respirar aire, no contaminado. ¡Aprovechemos la lección! 

No RatingsRatings 0

¡EL NIÑO EN TRES TIEMPOS!

Antonio Abeijon |   | Comments (0)  |  Visits (371)
 Miércoles 10 de setiembre del año de gracia 2014, en el que el niño, es el circunstancial protagonista.

 

Por un lado, comienza el nuevo curso; pautados los estudios por el veraniego y necesario descanso psíquico de los jovencísimos y futuros gestores del mañana.

 

Coincidiendo este suceso, con la aparición en las pantallas cinematográficas de otro "Niño" - título de la cinta-  un "cachas" a juicio de la grey femenina, que junto a un compinche decide actuar por su cuenta y saltarse las inaccesibles barreras del narcotráfico en el Estrecho.

 

Y finalmente, la cumbre en la Organización de las Naciones Unidas, en la que participaron los Mandatarios d países americanos y europeos, todos ellos, interesados en una  modificación del actual status de la droga.

 

Del niño-niño, ese que camina diariamente hacia el colegio  con su mochila al hombro o arrastrando un troley con el material de estudio, poco que decir; porque él, -digamos- es consciente de la responsabilidad que le atañe y de que las horas de clase no solo le servirán para ir ampliando su acervo, sino también para cimentar con su compañero de pupitre u otros del Centro, una amistad que le marcará  durante el resto de su vida.

Unicamente, recordar que en la órbita del personaje, que hoy es el niño, están los padres; los cuales  han de operar con la habilidad del artista que porta un puñado de arcilla entre las manos y que ha de ir modelando con cuidado, sensibilidad y de acuerdo con las circunstancias del momento.

Y cuidando a la vez, de proteger  al neófito, de las malas influencias que inevitablemente surgirán dentro y fuera del colegio; así como también, preservarle  de los estudiantes dudosos.

 

Del Niño-película, decir que en ella se plantean dos dilemas, en los que el espectador -si decimos bien- se inclina según su libre albedrío en cualquiera de los dos sentidos. Uno sería el ver de forma generalizada con cierto agrado, como los protagonistas con un sentido quizás moralista, se saltan la férrea guardia del nefasto narco-tráfico y el otro, desde un punto de vista juvenil, el desear que en la escena del helicóptero muy próximos los patines sobre la lancha neumática a todo trapo, sean  los transgresores, jóvenes y guapos los que salgan triunfantes en su empeño de burlar  la ley; pese, a que  están realizando una acción delictiva.

 

Y ahora viene el otro aspecto de la cuestión; la reunión en la ONU, sin duda muy controvertida y cuyo memorándum suponemos, que  debió de ser tratado con todas las cautelas, -que es lo mismo que decir en Galicia "con todo el sentidiño"- con todo el tiempo necesario y con todos los datos y sus anexos, sobre la mesa.

 

No sabemos más; no se conoce -yo al menos- el resultado de lo tratado en dicha reunión entre importantes personas de América Latina y Europa y Líderes Internacionales, avalada por la participación del Secretario General de las Naciones Unidas.

 

Si se sabe, por ser ampliamente difundido por los medios, que bajo el epígrafe "Regulación legal de la producción y uso de los estupefacientes, de cara a una nueva reunión de la ONU en en el 2016 y bajo el título "Tomando control: caminos hacia una política de drogas que funcione" se haría hincapié en la demanda de despenalización; alternativas al encarcelamiento y un mayor énfasis en enfoques de salud pública. Pidiendo ahora  que se permita una regulación legal de las sustancias psicoactivas".

Parece ser también, "que su intención al reunirse, era declararse convencidos de que la llamada guerra contra las drogas y la prohibición, no dio los resultados esperados y que es necesario encontrar nuevos caminos de enfoque de la salud. Es decir; tratar las drogodependencias como una cuestión de salud en vez de como un crimen".

 

Y en estas estamos; manifestando nuestro apego a la legalidad vigente y a la espera de que "sesudos hombres" vuelvan a encontrarse con la lección aprendida y dispuestos a dar la réplica adecuada a cuestión tan espinosa, como la que nos ocupa.

 

Cierto es, que como la mente es tan veloz y tan capaz si se quiere, de racionalizar los temas, no podemos evitar el construir la imagen de un Mundo "naif" donde las cárceles estarían vacías de drogodependientes, porque no existiría la adicción a las drogas. Y donde éstas por voluntad propia estuviesen solamente al exclusivo servicio, de enfermos.

 

Y como quiera que fue el Niño con mayúscula, el que brindó el argumento  para este  nuevo contacto epistolar, digamos con todo el optimismo de que somos capaces, que será el niño de hoy, el de la mochila al hombro y el troley con el material de estudio, el que mañana recoja sin duda y ojalá que así sea,  el fruto de los futuros acuerdos.      

 

 

 

No RatingsRatings 0

"LA CONSTANCIA HORADA LA PIEDRA"

Antonio Abeijon |   | Comments (0)  |  Visits (379)
           Tengo que confesar  -advirtiendo que a mí, dada  la distancia que me separa de la meta, me deja frío esto de las                  confesiones mundanas- que me gustaría escribir sobre la droga pura, con el conocimiento y el saber de mi colega de          Cruz Roja Española y amigo, Juan Jesús Hernández Sánchez-Nicolás.

Sé, que para poder hacerlo, tendría que haber derivado mis estudios hacia el área de la medicina y la salud, en vez de haberlo hecho hacia la técnica industrial, -de lo que no me arrepiento- ya que no basta con el entusiasmo, unos conocimientos de química inespecífica y  la solidaridad, para que al hacer la inmersión, en círculo tan especializado como el de los estupefacientes y las toxicomanías, haya que tener dos cuidados. Uno, el de no entrar en jardín ajeno para no errar y el otro, el de no pecar de inoportuno, o resultar un intruso.

 

Por ello yo voy rondando los vericuetos de esta angosta parcela y como suele decirse, "cogiendo el rábano por las hojas", porque pienso que se puede hacer una labor honesta cuando se cree sinceramente en aquello que se dice y cuando el común sentido, se sirve  de conocimientos generales.

Hurgo en las noticias y en los sucesos de actualidad, para desmenuzar el tema, sacarlo a colación, divulgarlo, criticarlo en  buen o mal sentido si  procede  y exponer a la luz su moraleja.

 

Yo estoy seguro y creo que lo estamos todos, que la totalidad de los Padres o simples familiares de los drogodependientes que desgraciadamente pululan por el mundo adelante, ni son Investigadores, ni Bioquímicos, ni Farmacéuticos, ni Médicos, ni siquiera Voluntarios de Cruz Roja u otra ONG o Asociación, que opere en esta "guerra". Y no por ello dejarán -creo yo- de aportar si se tercia, a su ingrata situación, la preocupación, el celo, el interés, los cuidados, los consejos y todo lo que haga falta, para tratar de paliar  o de buscar el remedio a lo que a veces es irremediable.

 

Por tanto, cuando mi amigo Juan Jesús, me  actualiza la información, cosa que agradezco y me informa por ejemplo, que nuevas sustancias van irrumpiendo en el oscuro "mercado" de la droga, siento como una especie de orfandad, al no pertenecer, ya no a la infantería de esta lucha, que son los que bregan a diario, si no a las brigadas de asalto, para intentar contener así, a tanto franco tirador, que desde cualquier laboratorio, o desde una sórdida oficina, planifica, urdiendo cadenas de enlace de elementos químicos  el uno, u órdenes de venta al contrabando el otro, la anulación, o la muerte a plazo indeterminado de  personas desconocidas. Solamente por el desmedido afán de enriquecimiento, que hoy priva entre las gentes.

 

Lo cierto es que la colaboración prometida y la guerra aunque sorda contra la droga, se va realizando pese a nuestra particular falla digamos, profesional, porque lo realmente importante  es que aquél dicho de "querer es poder" se va cumpliendo  paulatinamente.

La droga es perniciosa y nociva. Y esto lo sabe todo el mundo. Y aunque el Estado está comprometido constitucionalmente según los artículos 41 y 43 del capítulo tercero de la Carta Magna que "garantizan la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en casos de desempleo" y donde "se reconoce el derecho a la protección de la salud, respectivamente, también cuando fallan éstos,  -y tenemos que reconocer que los tiempos actuales no son propicios- entre todos, tenemos la obligación moral de alertar al personal, de preservar su contaminación, de traerlo al redil, de levantarlo si sufre  una caída y de ayudarle si  recae nuevamente.

 

Por ello, yo pienso que cualquier argumento es válido para pregonar la maldad de toda la serie de drogas que campean a nuestro alrededor bajo una a apariencia placentera; sean legales o ilegales sin distinción alguna. Y ello, para prevenir a los y las adolescentes, e imprescindiblemente a sus padres o tutores, de la maldad y del riesgo que ello entraña;  comenzando por el tabaco y el alcohol. Drogas ambas arteras y silenciosas por minar paciente y sigilosamente, a medio o largo plazo, la salud de las personas.

 

Y al mismo tiempo, realizar una labor concienzuda casi de adoctrinamiento y  de repudio total, hacia las otras drogas, las catalogadas como malísimas; tal vez porque sus consecuencias sociales sobre el entorno familiar son manifiestamente negativas y porque sus efectos visibles sobre la salud se presentan, casi de inmediato.

 

No haremos un catálogo de ellas por no repetirnos hasta el empalago. Pero permitirme que cite a las que por su simple efecto de llamada, las que encandilan las ansias de los drogodependientes; como son, la Cocaína, la Heroína, la ingenua -para los ingenuos- y maléfica Marihuana así como  las drogas de síntesis, o "pástis" como suele decirrse y en las que solo Dios y la fantasía de sus autores conocen su composición, inspirada sin duda por el imaginario Lucifer.

Inyectadas, fumadas o esnifadas; y que cabalgan a lomos del jinete de la Peste, del viejo Apocalipsis.

Sin olvidar las adulteraciones y falsos añadidos sugeridos por los mercaderes y a cuyas dosis,  acompaña invariablemente un pasaporte hacia la muerte.

 

Y esto, mis queridos amigos y ocasionales lectores,  es una tarea que implica a las familias -que pena que hoy, no se reúnan éstas, para comer y cenar juntos-. Es una tarea machacona y que debe ejercitarse desde muy temprana edad. Eficaz, antes de la adolescencia; o sea, antes de que entre en actividad la función hormonal de los menores de la casa y que los coloca en fuera de juego.

 

Y vuelvo a insistir; es muy importante conocer a los amigos de los hijos y si cabe, a las familias. Y sin miedo a coartar su libertad, fijando una hora acorde con los tiempos pero prudente, para el regreso a casa.

Un mal amigo, un consciente o inconsciente corruptor, puede destruir en una jornada de ocio, la labor paciente de una familia sensata.

 

Y esto, es lo que hoy se me ocurre, mientras deseo como se dice en Méjico,  que "os sea bonito"

 

 

 

   

No RatingsRatings 0

¡ESTA VEZ FUE ROBIN WILLIAMS!

Antonio Abeijon |   | Comments (0)  |  Visits (380)
 Bueno; cuando por fin el mes de agosto  había decidido  con sus efluvios, alegrarnos el ambiente de un verano a media luz,  parece, como si en   una enconada porfía,  nos llegase la  oscura e indeseada noticia; la que nunca querríamos saber y mucho menos repetir, aunque la repetición pretende -digamos, exagerando la nota-  fines  terapéuticos .

Noticia, que nos hace pensar en que una especie de maldición bíblica pueda llegar a  cernirse sobre aquellos  que  por tener la fama tienen además otras muchas cosas; como pueden ser, trabajo,  estabilidad económica, popularidad, favor, admiración del público y si acaso, adulación también de quien en su círculo, los rodea. Y por supuesto, hasta  que todo acaba  como el rosario de la aurora.

 

Está claro que nos referimos a la desaparición de Robín Williams, cuya escueta y apretada biografía reflejamos para situar al personaje en su verdadero entorno y que así, puedan los lectores, comprender mejor nuestra triste desazón. Quizás no tanto en lo que afecta al  aspecto personal, ya que era uno más en nuestro  particular censo de admirados; como en el aspecto colectivo al que acceden los "famosos".

 

Respecto a éstos, los "famosos", no podemos conformarnos con decir: nació, vivió y murió, con indicación,  de fechas y lugares. ¡No! Tenemos que empezar por decir que, "nació en una familia desestructurada", o no. "Que vivió en el submundo de un barrio de su ciudad y rodeado de gente dudosa", o no. "Que se dedicó con pasión a todas las mujeres, lo cual para mí, no tendría por ello agravante alguno, pero sí,  que hizo un gran abuso del alcohol y de las drogas estupefacientes".

 

Y efectivamente nuestro biografiado de hoy falla en este aspecto. Veamos:

Robín para los amigos, nacido en Chicago e hijo de un ejecutivo de la Industria del Automóvil, fue un excelente y polifacético actor de cine americano y un formidable imitador de voces personales.

Intervino en más de sesenta películas, cinco de las cuales están ineditas aún, en nuestro país, España.

Su versatilidad, le facilitó el acceso a la interpretación de papeles muy diversos; Presidente, profesor, piloto, gangster, soldado... hasta representar también en la gran pantalla, a un maravilloso y genuino Peter Pan.

O sea, que realizó perfiles psicológicos muy complejos, abarcando desde la comedia al drama.

 

Fue premiado con un Oscar en 1998 por su película, "Retratos de una Obsesión"  y consiguió además, cinco Globos de Oro.

Estuvo casado tres veces; una de las cuales, su segunda esposa,   era ya, la niñera de su hija Zelda y embarazada de su segundo hijo.

Hacía tiempo que luchaba con una depresión -y aquí viene lo malo de la película- ya que hizo un gran abuso del alcohol y de la cocaína. Muriendo recientemente, el 11 de este mes de agosto, a los 63 años, suicidado, al ahorcarse con un cinturón, en su casa de Cayo Paraíso, situada en la bahía de San Francisco.

 

Y ahora, cabe preguntarnos ¿cual es el secreto  inaccesible del mecanismo que lleva a determinadas personas al límite extremo de su resistencia?

Se tiene todo lo aparentemente necesario  para ser disfrutado, dentro de lo esporádico que es la felicidad, para   desear más aún, a riesgo de perderlo todo, tirando por la borda, lo ya conseguido.

Quizás, es la sensación que experimenta el que quiere ahondar en las profundidades, o elevarse en las alturas, seguros como estamos hoy, del riesgo que esto entraña. O tal vez, esté el motivo, en el juego excitante de la adrenalina.

 

Hoy, la nómina de "famosos" que han sucumbido a estos excesos, es suficientemente abundante, para escarmentar en cabeza ajena.

Entre ellos, Heat Ledger, actor; Whiney Houston, cantante; Kert Cobain, actor; John Belushi, actor; más  otros muchos que fenecieron bajo el efecto de las drogas; bien -mal- por sobredosis o voluntariamente por suicidio o muerte provocada.

 

Fue, precisamente la pérdida de su gran amigo John Belushi, la que produjo en él una gran conmoción, que podría haberlo hecho despertar, aunque, estaba visto,  sin la suficiente entereza para hacerle abandonar sus hábitos nocivos.

Se dice en su biografía, que pasó un tiempo por una Asociación de Alcohólicos Anónimos, sin la fuerza de voluntad necesaria para culminar el tratamiento.

 

Y este es el mensaje que hoy, propiciado Por Robín Williams, colgamos en el Blog de CREFAT por si es de actualidad para quienes, famosos o no, están en el filo de la navaja.

Sin olvidarnos de aquellos incipientes, que aún pueden  sopesar las consecuencias, de un comportamiento equivocado.

 

 

 

 

 

No RatingsRatings 0

Jump to page of 14
Skip to main content link. Accesskey S
Webs de Cruz Roja Help